CONSERVAR Y LIMPIAR LECHUGAS

Muchas veces nos da pereza ponernos a limpiar la lechuga a la hora de elaborar una ensalada, por eso voy a mostraros una manera fácil y cómoda de guardarla limpia y en buen estado.

Podéis hacerlo con una o más lechugas, también podéis elegir más de una variedad, según vuestros gustos.

 

……………….

 

 

Hay que deshacer la lechuga en hojas, eligiendo sólo las sanas o quitando lo que está malo.  Introducirlas en un centrifugador de verduras (yo os recomiendo tener uno, a ser posible grande, porque es muy útil para limpiar y escurrir verduras). Lo llenas con abundante agua para lavarlas bien, y si están muy sucias rellenas  una o dos veces más. Después de estar bien limpias, se centrifugan bien para que queden bien escurridas, porque si están muy húmedas luego se estropean.

 

 Ya están preparadas para meterlas en un tuper grande y así guardarlas en el frigorífico.

…………..

Cuando quieras ya tienes tu lechuga lista para preparar ensaladas en un periquete.

Facebook Twitter Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>