El sedentarismo en el trabajo: factor de riesgo para el sobrepeso

Un estudio de la Oficina de Estadística Laboral y de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (NHANES, en sus siglas en inglés) muestra como a lo largo de los últimos 50 años el gasto diario de energía producido por actividad física en el entorno laboral ha disminuido en más de 100 calorías, a la par que se han producido cambios en el peso corporal de los ciudadanos por un progresivo incremento de la obesidad.

Así se desprende de los resultados de un estudio publicado en la revista PLoSONE, que destaca como a principios de la década de los 60 casi lamitad de los trabajos del sector privado exigían al menos una actividad física de intensidad moderada, mientras que en la actualidad menos del 20 por ciento de los trabajo srequieren este nivel de gasto energético.

A este respecto, los expertos estimaron que, desde 1960-62 hasta 2003-06, “el gasto diario de energía en el entorno laboral había disminuido en 142 calorías en varones”. Así, para un peso de referencia de 76,9 kilos en 1960-62, dicha disminución de gasto calórico supondría un aumento del peso medio hasta los 89,7 kilos.

Según los autores, la disminución de la actividad física en el trabajo ha estado motivada por el progresivo descenso en el porcentaje de individuos empleados en ocupaciones agrícolasy de producción de bienes, frente al incrementode personas empleadas en ocupaciones de servicios.

En este sentido, los investigadores han concluido que:

La reducción en el gasto energético representa una parte significativa del aumento en el peso corporal medio de hombres y mujeres estadounidenses.

Asimismo, los responsables del estudio han resaltado que “contar con un mayorconocimiento de la relativa importancia de la actividad física dentro delentorno laboral, en la actual epidemia de obesidad, debería ayudar a formular un programa integral basado en datos científicos que incluya diferentes políticas, estrategias y tácticas para combatir este problema persistente”.

Por ello,concluyen que la actividad física:

es la única variable modificable que puede contribuir a la energía total gastada, representando un factor clave en las estrategias de prevención del sobrepeso y de la obesidad, así como en el control del peso corporal.
Facebook Twitter Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>