PEREJIL CONGELADO

Muchas veces no tenemos tiempo de picar perejil fresco y tenemos que echar mano del seco. Os propongo, cuando estéis más libres, la posibilidad de congelarlo.

Cortáis las hojas del perejil dentro de la picadora hasta que queden trozos pequeños (os recomiendo hacer bastante cantidad, en esta ocasión yo no tenía mucho). Si no tenéis picadora, lo podéis hacer con cuchillo o con unas tijeras.

Lo sacáis y lo distribuís en montoncitos sobre un film plástico de cocina.

Luego hacéis paquetitos que queden bien cerrados y los metéis en un recipiente (yo uso un bote pequeñito de fácil apertura, también podéis usar un tarro de cristal), e inmediatamente lo metéis en el congelador. Así tenéis perejil a vuestra disposición en cualquier momento.

Nota: es muy importante congelarlos al momento para que no pierda sus propiedades.

Facebook Twitter Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>